598 2304 3620
x
Submit

Terminología

_DSC1655 (2)

Afasia: Es un defecto específico del cerebro que puede llevar a dos tipos de compromiso: afasia de expresión, cuando una persona es incapaz de expresar ideas con palabras; afasia de comprensión, cuando la persona es incapaz de entender el lenguaje hablado. 

Anartria: Alteración en la elocución del lenguaje, generalmente consecutiva a una lesión o retardo en el desarrollo neurológico. 

Anoxia: Insuficiencia en la cantidad de oxígeno necesario para satisfacer las necesidades normales de las células nerviosas. Esto conduce en pocos minutos a cambios irreversibles (muerte de las células). 

Apgar: Es una guía de evaluación de las condiciones del recién nacido. Se realiza al minuto del nacimiento y se repite a los cinco minutos. El puntaje es de 0 a 10, el óptimo es de 7 a 10. Evalúa frecuencia cardiaca, esfuerzo respiratorio, tono muscular, irritabilidad refleja y coloración de la piel. Apnea: Falta, suspensión o paralización del acto respiratorio, con la consecuente falta de oxígeno (genera muerte de células nerviosas: daños irreversibles). 

Apraxia: Trastorno de la ejecución de la acción, del encadenamiento de los movimientos que lo constituyen. El niño, después de haber comprendido la orden, acepta realizarla, pero no lo hace correctamente (olvido de los pasos para la realización de la acción aprendida). 

ARM: Asistencia Respiratoria Mecánica. 

Arnold Chiari: Es un desplazamiento del bulbo (en el cerebelo) en dirección del conducto raquídeo (hacia abajo). Esto puede generar dificultades respiratorias importantes (apneas). Suele ser operado para disminuir esta dificultad. Se encuentra asociado generalmente al mielomelingocele. 

Artrogriposis congénita múltiple: Enfermedad congénita de origen desconocido que se manifiesta desde el nacimiento por la presencia de rigideces articulares. La rigidez articular está acompañada de atrofia muscular, de deformaciones variables según el caso. 

Ataxia: Disturbios del equilibrio y falta de coordinación de los movimientos. 

Atetosis: Descarga de movimientos involuntarios, lentos, rítmicos, especialmente en los dedos de las manos y pies, y cara. 

Cuadriparesia: Parálisis incompleta de los cuatro miembros, producto de una lesión neurológica. 

Cuadriplejia: Parálisis de los cuatro miembros, producto de una lesión neurológica. 

Deprimido grave: Es aquel niño cuyo resultado del apgar fue de 3 ó menos. 

Deprimido moderado: Es aquel niño que al nacer obtuvo como resultado del apgar 4 a 6. 

Disartria: Dificultad en la articulación de la palabra. 

Disfagias: Trastornos deglutorios. 

Distrofia muscular: Constituida por un grupo de trastornos de origen genético que producen una degeneración gradual de las fibras musculares. El tipo de distrofia se clasifica por la edad de comienzo, la velocidad en la progresión de la debilidad muscular, forma de herencia, etc. La más frecuente es llamada duchenne, que en la forma más clásica ocurre exclusivamente en chicos. 

EEG: Electroencefalograma. 

EMG: Electromiograma. 

Enfermedad o síndrome de Guillain-Barré: Puede ser producto de una afección viral. Los trastornos neurológicos aparecen 8 a 10 días después de la afección causal alcanzando en ese tiempo su desarrollo máximo. Los primeros signos neurológicos, precedidos a veces por una infección faríngea febril, consisten en déficit motor que comienza en los miembros inferiores y alcanza en los días siguientes a los miembros superiores. El daño es simétrico, puede ser global o predominar en las extremidades de los miembros. La evolución hacia la estabilización de los trastornos se produce después de una a tres semanas como máximo de agravación, esta estabilización será seguida de una regresión lenta que puede prolongarse por varios meses y terminar sin secuelas clínicas evidentes, o tiene una evolución y una recuperación incompleta, con secuelas motrices que provocan una incapacidad funcional. 

Epilepsia: Es un término empleado para designar una disfunción intensa y repentina pero momentánea de la actividad cerebral, que puede localizarse en diversos lugares del cerebro (epilepsias focalizadas) o afectar su totalidad (epilepsias generalizadas). Esto produce formas muy variadas que se deben a su localización y a su modalidad de difusión. La mayor parte de las epilepsias se originan por una lesión cerebral y otras tienen carácter hereditario. Pueden manifestarse de muy variadas formas; daré algunos ejemplos pero no son los únicos: brevísimas interrupciones de la atención o conciencia que pueden sobrevenir más de 100 veces por día, llamadas ausencias o sacudidas breves, bilaterales y repentinas, o también como pérdida repentina y muy efímera del tono de postura que puede ocasionar una caída, o dejar caer objetos. 

Escoliosis: Desviación lateral de la columna vertebral. 

Espasmo de sollozo: Durante el llanto se interrumpe y se produce una suspensión de la respiración. Tras unos segundos, cambia la coloración de la piel a un tono azulino y puede llegar a perderse el conocimiento. Puede darse en forma completa o parcial (sólo deja de llorar, o deja de respirar y cambia la coloración, etc.). 

Espasticidad: Aumento del tono muscular debido a una lesión cerebral, se caracteriza por la hipersensibilidad al producirse este aumento de tono ante cualquier estímulo: ruido, temor, sensación de caída, variación de la posición del paciente, etc. Se asocia a menudo a trastornos reflejos, especialmente a una exageración de los reflejos de defensa.

Espina bífida: Es una malformación congénita que sobreviene precozmente durante el embarazo y que consiste en un desarrollo anormal de las vértebras, por lo que uno o varios arcos posteriores (una parte de las vértebras) no quedan cerrados. La región lumbosacra es la que aparece más frecuentemente afectada. Las anomalías asociadas individualizan numerosas variedades, entre ellas la mielomelingocele.

Gastrotomia: Es un método de alimentación en el cual a través de un tubo (sonda) se pasa el alimento directamente al estómago.

Hemiparesia: Parálisis de la mitad del cuerpo, ligada a un daño neurológico pero en una modalidad más leve que la hemiplejia.

Hemiplejia: Parálisis de la mitad del cuerpo ligada a un daño neurológico. Depende del grado de la lesión y se asocia con trastornos sensitivos, sensoriales, de las funciones simbólicas: afasia, agnosia espacial, apraxias, etc. 

Hidrocefalia: Acumulación de líquido encéfalo-raquídeo en la cavidad craneana, que genera, para compensar esta presión, aumento del tamaño de la cabeza, ya que las piezas craneanas no están soldadas y se separan por la presión; dependerá de la intensidad que generen cierta atrofia cerebral o retardo mental. El tratamiento de la hidrocefalia se realiza por drenaje del líquido encéfalo-raquídeo mediante la colocación quirúrgica de una válvula de derivación que llegue al peritoneo o a la yugular interna. Microcefalia: Pequeñez anormal del cráneo. El cráneo no aumenta de volumen, ocasionando falta de desarrollo del cerebro, que se comprime dentro de la cavidad; al estar comprimido, el cerebro genera trastornos en el desarrollo.

Mielomelingocele: Esta malformación de las vértebras permite pasar la bolsa con el líquido encéfalo-raquídeo y también elementos nerviosos (segmento de médula espinal). Esto trae trastornos neurológicos muy diversificados: problemas urinarios, rectal, y de sensibilidad y movimiento de los miembros inferiores. Suele estar asociada con frecuencia a hidrocefalia. La corrección quirúrgica del mielomelingocele debe ser precoz; esto quiere decir, dentro de las primeras 24 horas de nacido. La intervención tiene como finalidad cerrar las meninges y recubrir la lesión con piel para evitar infección. 

Nistagmus: Son movimientos involuntarios oscilatorios, horizontales, verticales o rotatorios de los ojos, con una fase lenta y otra rápida. Cuando es muy acentuado, puede impedir la fijación de la mirada.

Parafasia: Sustitución de una palabra por otra, sea por la estructura o por su significado. Puede ser sustitución sólo de una sílaba o de una letra. 

Parálisis cerebral (PC): Es un deterioro permanente pero no inalterable de la postura y el movimiento; surge como resultado de un defecto o lesión del cerebro inmaduro, no progresivo, debido a factores hereditarios, episodios durante el embarazo, el parto, el período neonatal o durante los dos primeros años de vida. Puede traer trastornos asociados del habla y del lenguaje, sensoriales (audición y visión), perceptivos, cognitivos (capacidad de aprendizaje), de la sensibilidad, de la conducta, convulsiones y epilepsia, vegetativos (alimentarios o respiratorios) del ritmo de sueño y vigilia. Dependerá de la localización y gravedad de la lesión el tipo de PC. Puede ser cuadriplejia, cuadriparesia, hemiplejia, hemiparesia, diplejia, diparesia. 

Paraparesia: Parálisis incompleta o más leve de los dos miembros inferiores. 

Paraplejia: Parálisis de los dos miembros inferiores. 

Perseveración: Incapacidad de cambiar de una actividad a otra. Hay una inercia en la actividad. Puede ser verbal, motora, gráfica, etc. 

RNM: Resonancia Nuclear Magnética. 

Síndrome de Lennox: Es una forma severa de crisis epiléptica. Rebelde a los tratamientos, con deterioro psicomotor que puede comenzar con el síndrome o precederlo. Síndrome de Rett: Es una atrofia cerebral, encefalopatía progresiva, que se da en el sexo femenino. Luego de un desarrollo normal hasta aproximadamente los 18 meses, se comienzan a observar los síntomas. 

Síndrome de West: Es una forma severa de crisis epiléptica que tiene su aparición entre los seis meses y el primer año de vida. Puede estar asociado a una lesión cerebral. 

Sonda nasogástrica: El tubo (sonda) para alimentar se coloca por la nariz hasta el estómago. 

Sufrimiento fetal: Surge durante el período de embarazo. Es la disminución del intercambio gaseoso y /o alimenticio a nivel de la placenta. 

TAC: Tomografía Axial Computada. 

Tono: Tensión muscular. 

Tono reflejo: Tono básico inconsciente del sistema muscular.